photo logo_zps9d2aaf5d.jpg

lunes, 23 de septiembre de 2013

Opel Insignia: Restyling

El primer Opel Insignia llegó al mercado a finales de 2008. Cinco años después, Opel lo renueva . El exterior apenas varía. Tiene pequeñas modificaciones en la parte delantera y en la posterior. En el interior, cambia el salpicadero, especialmente la zona de la pantalla y su entorno, el volante y el panel de instrumentos. Además de esos cambios, varían el equipamiento, el sistema de gestión de las diferentes funciones y programas visibles a través de la pantalla situada en el centro del salpicadero y tiene motores nuevos, tanto en Diesel como en gasolina.
Está disponible con tres carrocerías: de cuatro puertas, de cinco puertas y familiar, que Opel denomina «Sports Tourer». En el momento de escribir este reportaje, a finales de septiembre de 2013, está en venta desde 24 349 euros, con los descuentos vigentes en la actualidad. Este precio es el de la versión con el motor Diesel de 120 caballos de potencia en cualquiera de las dos carrocerías de tres volúmenes y desde 26 327 euros con la carrocería familiar.
Además de las carrocerías mencionadas, Opel ofrece dos versiones con denominaciones especiales. Una, llamada «Country Tourer»,  tiene tracción total, mayor altura con relación al suelo y protecciones de plástico sin pintar. Esta versión tiene mejor capacidad para circular por caminos y carreteras nevadas que las versiones de dos ruedas motrices . La otra es la tradicional versión deportiva de los modelos de Opel, que se distingue por las siglas OPC.
 
Para comparar precio con sus competidores tomamos como referencia la versión básica del Opel Insignia Diesel de 140 caballos de potencia (Opel Insignia Selective 2.0 CDTI EcoFLEX Start&Stop 140 CV, que cuesta 25 829 euros en la fecha de publicación de este artículo). Cuesta unos 1500 € más que el Honda Accord básico con el motor Diesel de 2,2 litros y 150 caballos, unos 1000 euros más que el Citroën C5 equivalente y 500 € más que el Peugeot 508. De entre las berlinas medias más vendidas, la única que resulta más cara es el Volkswagen Passat, que cuesta unos 1.200 € más. Frente a todas ellas, el Insignia tiene una ventaja clara en consumo, ya que el consumo medio homologado de esta versión es de 3,7 litros cada cien kilómetros, casi un litro menos que sus dos mejores rivales en este campo, el Peugeot 508 y el Volkswagen Passat, cuya cifra homologada es de 4,6 l/100 km. Probablemente estas diferencias de consumo no sean reproducibles en condiciones normales de utilización, porque la sexta velocidad de esta versión del Opel Insignia tiene un desarrollo de 65 km/h cada 1000 revoluciones por minuto, que obliga a recurrir a la quinta y a la cuarta marcha con frecuencia, en cuanto las condiciones no son perfectamente favorables. En el frontal cambian el paragolpes, los antiniebla, la parrilla —de mayor tamaño y sin cromar en algunas versiones para que no interfiera en el radar colocado tras ella— y el diseño interior de los faros (imagen comparativa). En la parte posterior (imagen comparativa), también son diferentes el paragolpes y los pilotos (que llevan tecnología led para las funciones de posición y freno) y el alerón posterior en las carrocerías de 4 y de 5 puertas. Salvo que se miren desde cerca, es casi imposible distinguir entre las versiones con carrocería de cuatro y de cinco puertas.
En el habitáculo ha cambiado el cuadro de instrumentos (que, según el equipamiento, puede tener una pantalla en color y táctil de hasta ocho pulgadas de tamaño), el sistema multimedia y los mandos del climatizador. Hay menos botones y son más fáciles de localizar (imagen comparativa). También es posible manejar las funciones mediante órdenes de voz y una nueva zona táctil entre los dos asientos (similar al «touchpad» de un ordenador portátil, un elemento que se está popularizando) permite mover un cursor por la pantalla para seleccionar funciones y escribir dígitos y letras con el dedo, figuras que en principio es capaz de reconocer. No he podido probar el reconocimiento de escritura. Sí he probado el funcionamiento del «touchpad» y es útil para mover el cursor a determinados lugares de la pantalla, pero no tiene un funcionamiento muy preciso. La almohadilla vibra ligeramente cuando recibe una indicación para una mejor percepción del que ejecuta los movimientos. Es agradable al tacto y permite realizar comandos fijos con movimientos determinados. Por ejemplo, con tres dedos de forma simultánea permite abrir la lista de comandos favoritos, que puede llegar hasta 60 diferentes. En esta lista se pueden almacenar emisoras de radio, teléfonos frecuentes y direcciones para el navegador, uno a continuación del otro si el conductor así lo desea.

Debido a problemas de tiempo, no he tenido ocasión de probar el sistema multimedia con detenimiento, pero merece dedicarle atención. La pantalla es táctil y varias de sus funciones pueden gestionarse de cuatro maneras diferentes: por voz, mediante los mandos en el volante, a través del «touchpad» o directamente presionando sobre la pantalla. Además, Opel ha creado una Opel AppShop, desde la que se podrán descargar gratis o mediante pago aplicaciones específicas para este coche. Cuando publicamos este artículo hay cuatro aplicaciones listas para ser utilizadas y, de momento, no hay un lugar en internet en el que puedan conocerse las aplicaciones disponibles. Las cuatro aplicaciones de la actualidad están relacionadas con el tiempo meteorológico y con la posibilidad de escuchar radios de todo el mundo. Las aplicaciones y la Opel AppShop estarán disponibles para los clientes a partir de 2014. Una de las futuras aplicaciones que podrán descargarse desde la Opel Appshop es un manual del usuario interactivo, en el que se podrán escanear con el teléfono móvil las partes del coche sobre las que se requiera información y en la propia pantalla del teléfono aparecerán los puntos relevantes sobre los que presionar.

 seguros
calcular precios seguros
aseguradoras coche
comparativa de seguros
ranking seguros
informes seguros automovil
la letra pequeña del seguro
calidad polizas de seguros
noticias seguros

Opel Insignia

 
Última actualización: 20-09-2013Javier Moltó

El primer Opel Insignia llegó al mercado a finales de 2008. Cinco años después, Opel lo renueva (enlace a la información del modelo 2009). El exterior apenas varía. Tiene pequeñas modificaciones en la parte delantera y en la posterior. En el interior, cambia el salpicadero, especialmente la zona de la pantalla y su entorno, el volante y el panel de instrumentos. Además de esos cambios, varían el equipamiento, el sistema de gestión de las diferentes funciones y programas visibles a través de la pantalla situada en el centro del salpicadero y tiene motores nuevos, tanto en Diesel como en gasolina.
Está disponible con tres carrocerías: de cuatro puertas, de cinco puertas y familiar, que Opel denomina «Sports Tourer». En el momento de escribir este reportaje, a finales de septiembre de 2013, está en venta desde 24 349 euros, con los descuentos vigentes en la actualidad. Este precio es el de la versión con el motor Diesel de 120 caballos de potencia en cualquiera de las dos carrocerías de tres volúmenes (todos los precios) y desde 26 327 euros con la carrocería familiar (todos los precios).
Además de las carrocerías mencionadas, Opel ofrece dos versiones con denominaciones especiales. Una, llamada «Country Tourer»,  tiene tracción total, mayor altura con relación al suelo y protecciones de plástico sin pintar. Esta versión tiene mejor capacidad para circular por caminos y carreteras nevadas que las versiones de dos ruedas motrices (más información sobre el Country Tourer). La otra es la tradicional versión deportiva de los modelos de Opel, que se distingue por las siglas OPC (más información del Opel Insignia OPC).


Opel Insignia 2014. verde esmeralda

Para comparar precio con sus competidores tomamos como referencia la versión básica del Opel Insignia Diesel de 140 caballos de potencia (Opel Insignia Selective 2.0 CDTI EcoFLEX Start&Stop 140 CV, que cuesta 25 829 euros en la fecha de publicación de este artículo). Cuesta unos 1500 € más que el Honda Accord básico con el motor Diesel de 2,2 litros y 150 caballos, unos 1000 euros más que el Citroën C5 equivalente y 500 € más que el Peugeot 508. De entre las berlinas medias más vendidas, la única que resulta más cara es el Volkswagen Passat, que cuesta unos 1.200 € más. Frente a todas ellas, el Insignia tiene una ventaja clara en consumo, ya que el consumo medio homologado de esta versión es de 3,7 litros cada cien kilómetros, casi un litro menos que sus dos mejores rivales en este campo, el Peugeot 508 y el Volkswagen Passat, cuya cifra homologada es de 4,6 l/100 km (fichas comparativas de equipamiento de estas versiones del Honda Accord, Citroën C5, Peugeot 508 y Opel Insignia). Probablemente estas diferencias de consumo no sean reproducibles en condiciones normales de utilización, porque la sexta velocidad de esta versión del Opel Insignia tiene un desarrollo de 65 km/h cada 1000 revoluciones por minuto, que obliga a recurrir a la quinta y a la cuarta marcha con frecuencia, en cuanto las condiciones no son perfectamente favorables.
En el frontal cambian el paragolpes, los antiniebla, la parrilla —de mayor tamaño y sin cromar en algunas versiones para que no interfiera en el radar colocado tras ella— y el diseño interior de los faros (imagen comparativa). En la parte posterior (imagen comparativa), también son diferentes el paragolpes y los pilotos (que llevan tecnología led para las funciones de posición y freno) y el alerón posterior en las carrocerías de 4 y de 5 puertas. Salvo que se miren desde cerca, es casi imposible distinguir entre las versiones con carrocería de cuatro y de cinco puertas.

Opel Insignia 2014. Cuatro puertas.
En el habitáculo ha cambiado el cuadro de instrumentos (que, según el equipamiento, puede tener una pantalla en color y táctil de hasta ocho pulgadas de tamaño), el sistema multimedia y los mandos del climatizador. Hay menos botones y son más fáciles de localizar (imagen comparativa). También es posible manejar las funciones mediante órdenes de voz y una nueva zona táctil entre los dos asientos (similar al «touchpad» de un ordenador portátil, un elemento que se está popularizando) permite mover un cursor por la pantalla para seleccionar funciones y escribir dígitos y letras con el dedo, figuras que en principio es capaz de reconocer. No he podido probar el reconocimiento de escritura. Sí he probado el funcionamiento del «touchpad» y es útil para mover el cursor a determinados lugares de la pantalla, pero no tiene un funcionamiento muy preciso. La almohadilla vibra ligeramente cuando recibe una indicación para una mejor percepción del que ejecuta los movimientos. Es agradable al tacto y permite realizar comandos fijos con movimientos determinados. Por ejemplo, con tres dedos de forma simultánea permite abrir la lista de comandos favoritos, que puede llegar hasta 60 diferentes. En esta lista se pueden almacenar emisoras de radio, teléfonos frecuentes y direcciones para el navegador, uno a continuación del otro si el conductor así lo desea.

Debido a problemas de tiempo, no he tenido ocasión de probar el sistema multimedia con detenimiento, pero merece dedicarle atención. La pantalla es táctil y varias de sus funciones pueden gestionarse de cuatro maneras diferentes: por voz, mediante los mandos en el volante, a través del «touchpad» o directamente presionando sobre la pantalla. Además, Opel ha creado una Opel AppShop, desde la que se podrán descargar gratis o mediante pago aplicaciones específicas para este coche. Cuando publicamos este artículo hay cuatro aplicaciones listas para ser utilizadas y, de momento, no hay un lugar en internet en el que puedan conocerse las aplicaciones disponibles. Las cuatro aplicaciones de la actualidad están relacionadas con el tiempo meteorológico y con la posibilidad de escuchar radios de todo el mundo. Las aplicaciones y la Opel AppShop estarán disponibles para los clientes a partir de 2014. Una de las futuras aplicaciones que podrán descargarse desde la Opel Appshop es un manual del usuario interactivo, en el que se podrán escanear con el teléfono móvil las partes del coche sobre las que se requiera información y en la propia pantalla del teléfono aparecerán los puntos relevantes sobre los que presionar.
Opel Insignia. Modelo 2014. Volante y salpicadero
Los motores tienen entre 120 y 250 CV, además del que tiene la variante OPC, con 325 CV. Como novedad, el motor Diesel de 2,0 litros se puede elegir con 120, 140, 163 y, con biturbo, con 194 caballos de potencia. En la gama del Opel Insignia reemplazado, este motor Diesel estaba disponible con 110, 131 y 160 CV. La versión de 131 caballos no se comercializa en España.

Las versiones con esos motores Diesel de 120 y 140 CV combinados con el cambio manual tienen un consumo medio homologado de 3,7 l/100 km. Es una cifra muy baja, inferior a la de cualquier otro coche de su tamaño y potencia. El coeficiente aerodinámico de las carrocerías de 4 y 5 puertas en versiones ecoFLEX es de 0,25, una cifra muy baja. Estas versiones disponen de una trampilla en el paragolpes delantero que se abre cuando se necesita mayor aire de refrigeración para el motor y que se cierra cuando refrigerar más es innecesario. Con esta trampilla y unos paneles aerodinámicos colocados en la parte inferior del coche, el coeficiente de penetración aerodinámica pasa del 0,26 de las versiones normales al 0,25 de las ecoFLEX.
He conducido una unidad con el motor Diesel de 140 caballos de potencia, que me ha parecido algo ruidosa, tanto a causa del motor a bajas velocidades, como por el ruido de rodadura a velocidades mayores. Durante todo el periodo en el que he conducido el coche llovía con intensidad y la lluvia influye notablemente en la percepción del ruido. Estas apreciaciones habrá que confirmarlas cuando tengamos acceso al coche durante más tiempo.

Hay disponible un Insignia que puede funcionar con GLP (gas licuado del petróleo) y también con gasolina. Tiene 140 CV y 1,4 litros de cilindrada. Actualmente, el precio del GLP en España es de, aproximadamente, entre 0,65 y 0,8 euros el litro. También es posible elegir un Opel Insignia con una variante de este motor de 1,4 litros de cilindrada y 140 caballos pero que solo puede funcionar con gasolina.

El motor de gasolina de 2,0 litros de cilindrada y 250 caballos de potencia es nuevo. Este motor pertenece a una nueva generación de motores con turbocompresor e inyección directa (a la cual también pertenece el 1.6 litros SIDI que llevan el Opel Astra o el Opel Cabrio). En España, el Opel Insignia con este motor está disponible exclusivamente con cambio manual de marchas y tracción total. Lleva sistema «Stop & Start».


0 comentarios:

Publicar un comentario

PATROCINADORES

HABLA GRATIS CON:

Ingetel

LLAMA A CUBA CON:

Ingetel