photo logo_zps9d2aaf5d.jpg

jueves, 3 de octubre de 2013

Nuevo Mazda 3

La tercera generación del Mazda3 está a la venta con carrocería de cuatro y cinco puertas. Reemplaza al modelo que lleva en venta desde 2009  con el que no comparte ni plataforma ni motores. El diseño y algunos elementos de equipamiento también son nuevos. No habrá versión con carrocería familiar ni una deportiva MPS.
Las dimensiones de ambas variantes de carrocería son diferentes. La de cinco es 12 centímetros más corta que la de cuatro y, a pesar de eso, se sitúa en entre los modelos más largos contra los que, teóricamente, compite ya que mide 4,47 metros, más que un Volkswagen Golf (4,25 m), un Ford Focus (4,36 m) o un Opel Astra (4,42). La variante de cuatro puertas es, por tamaño, una alternativa a modelos de precios tan dispares como el Chevrolet Cruze 4p, el Volkswagen Jetta, el Ford Focus Sedan, el Mercedes-Benz CLA y el BMW Serie 3.
Comparándolo con la generación anterior del Mazda3, el nuevo más es ancho y ligeramente más bajo; la batalla aumenta de 2,64 a 2,70 metros. Esta distancia entre ejes es la misma para las versiones de 4 y 5 puertas, por lo que el aumento de longitud repercute exclusivamente en el maletero; en el habitáculo tan solo cambia la altura disponible en los asientos traseros, 1 cm menor en el cuatro puertas.

El volumen del maletero es 419 litros en el primer caso (sedán) y de 364 en el segundo, menos que los de modelos de longitud similar: un Cruze (cuatro puertas y 4,59 metros) tiene 450 litros y un SEAT León (cinco puertas y 4,26 m) 380 litros. El maletero del cinco puertas ofrece un acceso mejor y más grande además de una mayor capacidad de carga si se quiere aprovechar el espacio hasta el techo y no solo hasta la bandeja cubreequipaje. Bajo el piso del maletero está el kit de reparación de pinchazos, no hay ningún espacio para guardar objetos.
En julio condujimos una unidad preserie y ahora hemos conducido el modelo definitivo. Me ha dejado una buena impresión de calidad, tanto por la sensaciones que transmite al conducirlo como por el habitáculo, que está recubierto con materiales que no deslumbran por ser muy refinados pero que tienen buen aspecto. Hay plásticos blandos en algunas partes del salpicadero y puertas delanteras. Y duros, robustos al tacto, en el resto de zonas. Los ajustes también eran correctos. Entre lo mejorable están el poco espacio que hay en los huecos de las puertas, la falta de iluminación en la guantera y que no hay accesorios que ayuden a llevar la carga organizada y sujeta en el maletero.
El puesto de conducción tiene dos aspectos que yo valoro positivamente. Uno es la posición al volante: éste se puede regular ampliamente y ponerse casi vertical, las piernas van relativamente estiradas y el asiento puede colocarse bajo. El otro es que no requiere de un periodo de adaptación para manejar los elementos más habituales, algo que no ocurre en todos los coches recientes en los que puede ser relativamente complicado hacer cosas como manejar el climatizador.
Hay dos tipos de cuadros de instrumentos. Uno (versiones Pulse y Style) que tiene como indicador principal de aguja el velocímetro y, a su izquierda, una pantalla en el que se muestra un gráfico con las revoluciones del motor. El otro (versión Luxury), tiene en ese indicador principal el cuentarrevoluciones y la velocidad aparece en un recuadro. El segundo cuadro corresponde a las versiones con el sistema de  información proyectada («Head-up Display). Este dispositivo muestra datos sobre la velocidad, la navegación y algunas advertencias de tal forma que, para la vista, sitúa el punto de enfoque a una distancia de 1,5 metros. La ventaja es que, como el ojo apenas tiene que variar el enfoque y la dirección, resulta más seguro que consultar el cuadro de instrumentos.
La información de todo lo relacionado con el sistema multimedia aparece en una pantalla que hay en el centro del salpicadero, en la parte superior. Esta pantalla puede ser de dos tipos, una monocroma en la que hay botones físicos y otra en color de un tamaño mucho mayor. Esta última es de manejo táctil o mediante un mando giratorio y los cinco botones que hay entre los asientos. El uso táctil solo es posible cuando el coche está detenidos. Este sistema permite reproducir música desde un móvil conectado por Bluetooth, tanto la que está almacenada en su memoria como la que se pueda recibir mediante una aplicación de «streamming», además de utilizar ciertas funciones de conectividad (facebook, twitter y la recepción de emisoras de radio mediante la aplicación aha).
A pesar de que su longitud exterior es mayor que la de sus alternativas, por amplitud está situado en un término medio. Un KIA cee'd, un SEAT León o un Volkswagen Golf —todos más cortos que el Mazda— son más amplios. El espacio es suficiente para que cuatro adultos viajen confortablemente siempre que no midan más de aproximadamente 1,85 metros de estatura. La altura interior permite pasajeros más altos —delante de casi 2 metros, detrás de alrededor de 1,90— pero dos pasajeros altos no se dejarán espacio para las piernas si van sentados uno detrás del otro. En las plazas traseras hay anclajes ISOFIX para dos sillitas infantiles y curiosamente tres enganches «Top Theter» (tanto en el sedán como en el cinco puertas).

0 comentarios:

Publicar un comentario

PATROCINADORES

HABLA GRATIS CON:

Ingetel

LLAMA A CUBA CON:

Ingetel