photo logo_zps9d2aaf5d.jpg

viernes, 31 de enero de 2014

Volkswagen Polo 2014

Volkswagen actualiza el aspecto del Polo. También tiene nuevos elementos de equipamiento (sobresalen los de ayuda a la conducción), nuevos motores y cambios en la suspensión y en la dirección. Estará disponible en España en mayo de 2014 con tres niveles de equipamiento, Edition, Advance y Sport. Todavía no hay precios.

En el exterior los cambios son pequeños y se central sobre todo en la parte frontal. Es ligeramente distinto el diseño de los faros, los paragolpes y otros detalles. Algunas de las llantas, que pueden ser de 14, 15, 16 o 17 pulgadas de diámetro, tienen un nuevo diseño. La longitud total de la carrocería aumenta 2 milímetros (en total 3,972 milímetros). De los quince colores disponibles para pintar la carrocería, ocho son nuevos.

En el habitáculo, Volkswagen ha modificado el aspecto del volante (que es similar al que lleva el Golf), las salidas de ventilación, la posición del botón de luces de emergencia y, sobre todo, la pantalla de la consola. Ésta puede ser de 5 ó 6,5 pulgadas, siempre a color, y con más funciones que las pantallas del Volkswagen Polo que todavía se vende. Con alguna de estas pantallas es posible reproducir archivos de sonido guardados en el teléfono mediante la conexión Bluetooth o con las conexiones para dispositivos USB y Media-in, controlar algunas funciones por voz, visualizar imágenes o ampliar los mapas arrastrando dos dedos en sentido opuesto (como habitualmente se hace en una tableta). También será posible instalar una función denominada Mirror Link que permite ver en la pantalla del coche la mayor parte de las información que hay en la de nuestro teléfono móvil.
Uno de los nuevos elementos de equipamiento (de serie en todas las versiones) es un sistema que —de forma automática— frena el coche después de que haya sufrido un impacto (Automatic Post-Collision Braking System). Según Volkswagen, reduce las posibilidades de que haya un segundo impacto y, si lo hay, disminuye sus consecuencias. Si el conductor está acelerando, este dispositivo no actúa porque interpreta que el conductor está intentando evitar el accidente por sí mismo; tampoco actúa si el conductor ya está frenando con mayor intensidad de la que es capaz de dar este sistema. Este dispositivo basa su funcionamiento en la información de los sensores de los airbags.
Opcionalmente, puede llevar un dispositivo que trata de prevenir impactos contra vehículos parados o en movimiento («Driver Alert System»). Funciona en varios niveles: en un primer nivel, prepara el sistema de frenos y avisa al conductor con señales ópticas y acústicas de que hay riesgo de impacto; en un segundo nivel, el aviso al conductor se produce mediante un pequeña sacudida producida con los frenos; si el conductor sigue sin reaccionar, se activan los frenos. El «Front Assist/City Emergency» es un dispositivo que complementa al anterior: si hay un obstáculo, puede activar los frenos por debajo de 30 km/h con la máxima potencia hasta detener el coche.

Estos sistemas descritos basan su funcionamiento en la información de un radar ubicado en la parte delantera del coche (en la rejilla inferior del paragolpes). Se puede optar exclusivamente por estos dos dispositivos o complementarlos con un programador de velocidad activo (ACC). El ACC funciona entre 30 y 160 km/h y lo pueden llevar tanto las versiones con cambio manual como automático DSG. En combinación con este último, puede detener el coche por completo.

El nuevo Volkswagen Polo también podrá llevar cámara trasera de aparcamiento y faros de ledes, si bien este elemento no llegará hasta otoño de 2014. Estos faros reemplazan a los de xenón (es decir, se podrán elegir halógenos o de ledes) y estarán disponibles en todos los niveles de equipamiento.

 Las cualidades dinámicas también cambian porque hay modificaciones en la suspensión, en la dirección, y algunos motores son nuevos. Opcionalmente, algunas versiones del Polo modelo 2014 podrán tener una suspensión (denominada Sport Select) con amortiguadores controlados electrónicamente para variar su dureza en dos niveles mediante una tecla dispuesta en la consola. Estos amortiguadores no son los de dureza variable que puede llevar por ejemplo el Volkswagen Golf, sino que son menos evolucionados y menos costosos. A diferencia de los amortiguadores del Golf, los del Polo no pueden alterar su dureza de forma automática en función de diversas condiciones (conducción, superficie), sino exclusivamente en dos posiciones prefijadas y definidas por el conductor. La dirección es nueva y, según Volkswagen, ofrece un control más preciso que la anterior, transmite menos al conductor las irregularidades de la carretera y es más directa.

La gama de motores tiene cambios importantes. Algunos son nuevos y todos cumplen con la normativa de emisiones Euro 6. En España, todos llevan de serie Stop&Start.
La gama de motores de gasolina del Volkswagen Polo (2014) queda compuesta de la siguiente manera. Hay dos nuevos de 1,0 litros de cilindrada, tres cilindros, con inyección indirecta y sin turbocompresor, de 60 y 75 caballos de potencia (son los que lleva el Volkswagen Up!). También son nuevos para el Volkswagen Polo dos de cuatro cilindros, con inyección directa y sobrealimentados —versiones 1.2 TSI con 90 y 110 CV—. Son los mismos que lleva el nuevo Golf, es decir, están adaptados para la nueva plataforma modula MQB (Volkswagen denomina a estos motores como EA211; los anteriores 1.2 TSI eran EA111). También habrá una versión 1.4 TSI ACT (con desconexión de dos de los cuatro cilindros del motor) similar al que actualmente se vende pero con 150 caballos en lugar de 140. Este motor estará asociado al acabado BlueGT y no llegará hasta el tercer trimestre de 2014. El Volkswagen Polo GTI, que también llegará en el tercer trimestre de 2014, tendrá 192 caballos (actualmente da 180 caballos).


A finales de 2014 o principios de 2015, llegará un motor un motor turboalimentado y de tres cilindros —versión 1.0 TSI de 90 caballos—. Con este motor, habrá un Polo BlueMotion, es decir, un modelo de bajo consumo cuyo gasto medio de carburante será 4,1 l/100 km. Actualmente, este consumo solo lo mejoran modelos de menor potencia y tamaño. Este motor tiene algunas de las soluciones técnicas del motor 1.2 TSI, pero tiene más medidas para reducir las fricciones internas (como por ejemplo en los cojinetes del cigüeñal o porque el volante motor es de mayor tamaño para compensar la pérdida de un cilindros (sin embargo no lleva ejes de equilibrado).

Habrá un motor Diesel con tres niveles de potencia: 75, 90 y 105 CV (esta última variante no estará disponible en el lanzamiento). Este motor Diesel (código EA288) tiene 1,4 litros de cilindrada y tres cilindros, y reemplaza tanto al 1.2 TDI como al 1.6 TDI de la actual gama. El bloque de este motor es de aluminio en lugar de la fundición gris que tienen los motores a los que reemplaza. También habrá una versión BlueMotion del Volkswagen Polo con este motor, cuyo consumo será 3,2 l/100km (actualmente ya hay unos cuantos modelos Diesel que tienen un consumo similar)

Más adelante, en una fecha sin determinar, habrá una versión preparada para funcionar con gas natural comprimido (CNG) y otra híbrida (TwinDrive).
 
















0 comentarios:

Publicar un comentario

PATROCINADORES

HABLA GRATIS CON:

Ingetel

LLAMA A CUBA CON:

Ingetel